Un sistema de control de acceso tiene como objetivo controlar y registrar el movimiento de personas y vehículos en un determinado edificio o espacio.

El control de accesos se puede llevar a cabo en puertas exteriores como interiores. No es necesario que la puerta ya disponga de cerradura eléctrica ya que realizamos nosotros la adaptación, nuestro sistema de acceso permite estar funcionando en paralelo con algún otro sistema que tenga ya instalado el cliente, no es necesario suprimirlo.

Se pueden realizar diferentes configuraciones entre las que se encuentran:

  • dar distintas ordenes o reglas según el tipo de usuario
  • crear usuarios temporales
  • abrir una o varias puertas
  • funciones antipassback para no realizar dos accesos el mismo usuario (no podrá salir o entrar si no se ha registrado su entrada o salida anteriormente)
  • se pueden activar cámaras de videovigilancia al hacer un registro
  • encender unas luces
  • poner en marcha máquinas

Otra de las funciones que pueden tener los sistemas de control de acceso es la función de control de horario laboral para llevar un registro automático de la entrada y salida de los empleados, ausencias temporales, descansos, etc. Y dando la posibilidad de disponer de un listado con los datos registrados. La nueva normativa legal obliga a este control.

Estos sistemas pueden ser autónomos, es decir que no necesitan ningún sistema de gestión y el propio terminal realiza todas las funciones, o pueden ser sistemas gestionados mediante una aplicación para instalaciones más completas.

Si necesitas más información, no lo dudes, contacta con nosotros te asesoraremos lo mejor para tu proyecto.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:


VOLVER A SEGURIDAD