Somos muchos los que compramos un ordenador portátil por su versatilidad ,ya que podemos utilizarlo en cualquier lado. Pero con el paso del tiempo terminamos enganchados a un cable, ya que la batería deja de tener un buen rendimiento, dejando la principal razón de nuestra compra totalmente olvidada.

Para que eso no ocurra te damos las claves a continuación:

  • No dejes que baje del 30% la carga de la batería.
  • Las baterías suelen tener unos 600 ciclos completos de carga, por eso el uso constante de la batería del portátil y de su carga puede hacer disminuir la vida de tu batería en poco tiempo.
  • Lo mejor es que si vas a estar cerca de un enchufe, quites la batería y trabajes con corriente directa. La mayoría de fabricantes lo recomiendan, salvo aquellos que tienen la batería incorporada y no puede separarse fácilmente.
  • Aísla tu portátil, y sobre todo, tu batería de temperaturas menores de 0ºC o mayores de 40º.
  • Tener el portátil en las piernas o apoyado en el sofá o cama hace que el ventilador no haga su función correctamente y se recaliente la batería, algo muy perjudicial para su rendimiento.
  • Activar el modo ahorro de tu portátil hará disminuir el uso de la batería y alargará su vida.
  • Si vas a estar un periodo sin emplear el portátil, déjalo con la batería cargada a un 50%, cargas superiores o inferiores pueden crear daños.
  • Es recomendable, al menos, separar la batería del portátil unas 4 o 5 veces al año y limpiar la zona de los conectores para mantener la mejor conectividad posible.
  • No es bueno dejar durante mucho tiempo el portátil con la batería completamente descargada, ya que puede llegar a quedarse en un estado de descarga profundo.

Si ya es tarde para que tu batería tenga un buen rendimiento, quizá sea el momento de adquirir un nuevo portátil o una batería compatible. Para ello, lo mejor es consultar con especialistas. Desde Apliteca te ofrecemos nuestra experiencia para esta toma de decisiones en tu empresa.